Category Archives: Η Γλώσσα

DIRAE

Hoy traigo otro juguetito para los lingüistas y para aquellos interesados en la lengua española.

DIRAE permite buscar términos en las definiciones del diccionario de la RAE. Puedes curiosear buscando por ejemplo etimologías, frases, categorías gramaticales o simplemente cualquier palabra que se te ocurra. Lo seguro es que te sorprenderás con los resultados y aprenderás muchas palabras nuevas. Una gozada, vamos.

Disfrutadlo ;)

Advertisements

CítaMe

For last year’s words belong to last year’s language

And next year’s words await another voice.

But, as the passage now presents no hindrance

To the spirit unappeased and peregrine

Between two worlds become much like each other,

So I find words I never thought to speak

In streets I never thought I should revisit

When I left my body on a distant shore.

T.S. Eliot en Little Gidding

Contando palabras…

¿Te gustaría saber cuáles son las palabras más usadas en la lengua Inglesa?  Pásate por www.wordcount.org :)

La Y es griega

No puedo dejar de comentar el tema que estos días ha provocado tantas opiniones y debates… La nueva Ortografía de la RAE… y en especial el hecho de que nuestra querida Y griega pase a llamarse ‘ye’…

Como las palabras que se me ocurren para comentar dicha, vamos a decir, gilipollez (perdón por el lenguaje pero es que…) no son muy bonitas, os dejo las palabras que David Trueba ha escrito en El País y que en mi opinión reflejan una de las razones más importantes por las que la RAE debería dedicarse a otra cosa a parte de tocar los h*s a los hablantes del español…

“Lo más negativo de la nueva designación de la y griega es precisamente la pérdida de su procedencia original. Lo que tenía de tesoro de una civilización que nos regaló conceptos como democracia o libertad. La y era griega en lo que tenía de unión, de asociación. Olvidar Grecia es olvidar la larga lucha para llegar a lo que somos.”

Ahí queda eso…

Actualizo con otro pequeño artículo sobre las razones de por qué la Y debe seguir siendo griega:

Todos somos griegos por Federico Fernández de Buján en La Voz de Galicia.

Vuelvo a actualizar para incluir otro interesante artículo sobre la Y griega, su historia, lo que representa y lo que supondría que nos olvidáramos de que ¡la Y es griega!  :)

Esa desgraciada letra griega por el filólogo, helenista y académico Francisco Rodriguez Adrados en ABC

CítaMe

“Le langage est une peau: je frotte mon langage contre l’autre. C’est comme si j’avais des mots en guise de doigts, ou des doigts au bout de mes mots. Mon langage tremble de désir.”

Roland Barthes en “Fragments d’un Discours Amoureux”

Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura 2010

Hoy no puedo más que alegrarme y felicitar a Mario Vargas Llosa por su premio Nobel de Literatura. Y es que pocas personas saben dominar la lengua española como él… :)

Wikipedia

Tras los pasos del Premio Nobel en Madrid

Funny Translator

Queridos filólogos, lingüistas y demás amantes de la lengua:
Hoy para divertíos un rato os traigo un traductor muy curioso que nos permite traducir una frase hasta 56 veces a 56 idiomas diferentes y de vuelta al castellano mostrándonos cada paso. No sé si me he explicado bien, pero probadlo vosotros mismos y juguetead un poco :)

Yo he probado con “Hace un calor que te mueres” y el resultado ha sido…
Por un momento pensé que sería, “El calor hace que te mueras” que ya había quedado claro desde el Afrikaans (si no saben ellos de calor… xD). Sigue así durante unas cuantas lenguas, y luego, curiosamente al llegar al Gallego, donde de calor poco… chas: “El calor hace que se mueren”, muy extraño…
Luego en Alemán volvemos a “El calor hace que te mueras” y en el Húngaro (que dicen que es super difícil) pasamos a “El calor va a morir”, incluso llegó un momento en Italiano que re-matan al calor y rematan con “El calor se está muriendo”. Más tarde volvimos a tener calor desde el Koreano con “Me muero de calor” pero pasamos rápidamente en Malayo a “Me estoy muriendo caliente” (vaya con los malayos…)  y después a “Me muero caliente” en Maltés. Luego la traducción del Persa dió algo sobre gramos “Mi muerte gramo” … xD Pero pronto pasamos al Polaco con “Jugamos la muerte” y posteriormente lo que hacemos es “Jugamos en la muerte” con el Ruso (estos rusos…). Y finalmente rápidamente pasamos de “Jugamos la muerte” (Tagalog) a “Jugamos muertos” en Tailandés y de repente terminamos con el Turco con “Escuchar muertos”… Uhhhhh

Una divertida demostracción de cómo las máquinas aún nos necesitan a los humanos en el campo de la traducción…

Bueno, espero que os guste! Friklólogos!

Pa’ que carracheéis un poco:

Ahhh, para leer el proceso entero, detrás del salto :)

Continue reading

Palabra de robot

Puedes leer la reseña de este libro en

Azul

Hoy, en nuestra sección de etimología, una palabra que usamos a menudo y de la que muchos no conoceréis el laaargo viaje que hizo para llegar hasta nosotros  :)

azul.

(Quizá alterac. del ár. hisp. lazawárd, este del ár. lāzaward, este del persa laǧvard o lažvard, y este del sánscr. rājāvarta, rizo del rey).

Al parecer Wikipedia no está de acuerdo con el origen y propone una interpretación diferente para el término en sánscrito:

“Evolución del árabe clásico lāzaward (‘lapislázuli’), éste del persa لاژورد lažvard y éste del sánscrito rāja-āvárta: ‘real joya’, lapislázuli (siendo rāya: ‘rey’ y āvártam:pirita [mineral ferroso], marcasita, marquesita, piedra semipreciosa’”.

Que si el rey tenía los rizos azules o tenía piedras preciosas… ahí ya me pierdo, pero lo que está claro es que es una palabra que ha recorrido un largo camino hasta llegar a nosotros.

Por lo que se le tiene seguido el rastro, al parecer la encontramos hace muuucho tiempo en la India en una lengua indoeuropea, el Sánscrito. Después viajaría hacia el oeste, pasando por Oriente Medio a través de otra lengua indoeuropea, el persa, para luego dar el salto al árabe entrando así en una lengua semítica. Posteriormente, pegando un salto de alfabeto :D, la encontramos al latín medieval como lazulum y éste se la dejaría a las lenguas romances (azzurro en italiano, azur en francés, azul en portugués, azur en rumano…). ¿O, por lo menos en el caso del castellano, nos llegó directamente del árabe hispánico?  ‘?’

A su paso por el latín también se alió con éste para crear una nueva palabra como:

lapislázuli.

(Del lat. lapis, piedra, y el ár. clás. lāzaward)

Lázuli como genitivo de lazulum en latín.

Lo cual me lleva a pensar que el rey no tenía los pelos azules si no que poseía bonitas piedras azules… :)

… y también que la palabra siguió los mismos pasos que las piedras, puesto que investigando un poco, al parecer casi todo el lapislázuli que se utilizaba en la antigüedad en toda Eurasia provenía de las minas en las montañas de Afganistán; donde se hablaba la lengua persa que forma parte de la familia de las indo-iranias junto con el sánscrito.

También merece la pena comentar que el color azul marino se llama así porque venía de ‘más allá del mar’, de ultramar, porque fue importado desde Asia por vía marítima. Y a nosotros nos llegó desde el latín medieval como azul ultramarinus.

[A: Amanda mira, te voy a enseñar un vestido monisísimo que me he comprao.

B: ¿De qué color es?

A: Azul ultramarinus.]    xDDD   No he podido resistirme :D

Bueno, un largo y bonito camino para una palabra que suena tan exótica y a la vez tan usual.

Y para azul, Η Ελλάδα:

Gracias a la RAE, al tío Google y a la tía Wikipedia.

Los secundarios de la Real Academia Española

Hoy me ha llegado al email un pequeño artículo muuuy interesante en el que Luis Carlos Díaz Salgado nos habla sobre las últimas incorporaciones a la Real Academia Española y sobre cuáles son los criterios que dicha “docta” institución utiliza a la hora de escoger a sus miembros.

Realmente, para una institución que tiene la ‘importancia’ y proyección tanto nacional como internacional que tiene la RAE es bastante vergonzoso cómo se ofrecen algunos de sus sillones a personas que saben poco de la lengua (a parte de saber utilizarla como sabemos casi todos los demás, lo cual no es un gran mérito) y que sin embargo niega la entrada a filólogos o lingüistas que realmente tienen una formación y que aportarían saber, riqueza intelectual y rigurosidad lingüística a una institución que se supone que se dedica a la lengua.

La lengua española no necesita Relaciones Públicas, porque se sirve y se sobra al ser una de las más habladas del planeta. No necesita escritores en sus sillones por el simple hecho de haber vendido muchas copias de sus novelas. No necesita gente que esté ahí por estar sin tener ni idea de la lengua desde un punto de vista más científico, lingüístico o filológico. Y que después, a la hora de hacer alguna obra científica haya que recurrir a expertos externos porque los que ocupan sus bonitos sillones no tienen ni zorra idea.

En fin… así van las cosas…

Los secundarios de la Real Academia Española

Por Luis Carlos Díaz Salgado